Ser madre por ovodonación


Ser madre por ovodonación | Shen Dao Acupuntura Barcelona

Por Irene BLASCO AGUASCA
Instituto Shen Dao – Acupuntura Barcelona

Llevo ya mucho tiempo tratando a pacientes de fertilidad que se someten a técnicas de reproducción asistida. A día de hoy creo que, a diferencia de una gran parte de las mujeres, tengo una visión amplia y con poco prejuicio acerca de las donaciones de óvulos

Esto es algo que suelo explicar a menudo cuando me encuentro ante estas situaciones en el día a día en consulta.
Con las líneas que escribo a continuación no pretendo, ni mucho menos, convencer a ninguna mujer, a ninguna pareja, para que apueste por la ovodonación. Mi voluntad es, sencillamente, plantear una visión un tanto más liviana acerca de este tema porque sé que, en muchos casos, escuchar “ovodonación” es como abrir la caja de los truenos a nivel emocional.
Es esencial desgranar las posibles emociones que puedan surgir para poder trabajarlas poco a poco, aceptando siempre el ritmo de cada uno.

Dentro del Programa de Fertilidad Natural en Instituto Shen Dao – Acupuntura Barcelona, cuando una de nuestras pacientes está, además, realizando ciclos de reproducción asistida y se le habla de ovodonación, las primeras reacciones con las que me suelo topar es un NO rotundo y en mayúsculas. Es una respuesta que, normalmente, es fruto del miedo, de la frustración y de la visceralidad.

Justo entonces se plantean las primeras preguntas, como:


  • Si no lleva mis genes, ¿será “menos” hija/o mía/o?
  • Como no lleva nuestros genes, ¿será un hijo o una hija “real” de los dos?
  • ¿Lo o la reconoceré como tal?
  • Cuando sea mayor, ¿se lo explicaré o le miraré diferente?

Más allá de estas preguntas o similares, sabemos que te estás enfrentando, igualmente, a un montón de arquetipos de género heredados que te asaltan como en un atraco a mano armada y que no esperabas tener nunca en la vida. Deberás gestionarlos, aceptarlos o aprender a disolverlos. Por ejemplo:


  • Si decido no aceptar la ovodonación y no doy una hija o hijo a mi pareja, ¿afectará demasiado a nuestra relación?
  • Si no tengo un bebé biológico, “mío”, ¿soy menos mujer por ello?
  • Socialmente o familiarmente, ¿cómo voy a llevar el explicar qué es una in vitro con ovodonación?

Embarazo por ovodonación | Shen Dao Acupuntura Barcelona

Obviamente, las preguntas que se plantean vienen siempre de modo indirecto bajo una máscara de miedos y preocupaciones. Y la verdad es que hay ciertas respuestas que solo podemos darnos a nosotros mismos o que vendrán con el tiempo. Aun así, aquí propongo plantear estas preguntas de otro modo, desde otra perspectiva.


  • Si adoptarais un niño o niña, ¿le echaríais en cara que no tenga vuestros genes?
  • Esa criatura adoptada, ¿sería menos hijo vuestro por haber nacido en Tailandia, Perú o Ucrania y no en Barcelona?
  • ¿Un bebé adoptado entiende más de genética que del amor de un hogar?

A día de hoy, tras una amplia experiencia en este campo y tras haber tenido 3 hijos, puedo afirmar que un bebé SOLAMENTE entiende de amor, de piel con piel, del calor de las sonrisas, de mimos, de abrazos,… Ahora que soy madre, puedo jurar hasta la saciedad que los genes no tienen absolutamente nada que ver con la maternidad y paternidad. Hay solo una parte que sí, pero esta sirve, únicamente, para regocijarnos en el hecho de que se parezca físicamente al padre o a la madre.

En la práctica, la maternidad y paternidad es un viaje que nos lleva de vuelta a nosotros mismos. Es un viaje en el que aprendemos a compartir el mundo con una personita que lo descubre por primera vez. Al mismo tiempo, nosotros también lo redescubrimos con esa criatura, haciéndonos volver a mirar los caracoles con cara de fascinación.
Es un viaje de vuelta hacia ti misma porque creces con grandes y preciosas vivencias, pero también te enfrentas a ciertos temores que afloran.


  • ¿Qué tipo de madre o padre soy?
  • ¿Lo estoy haciendo bien o lo estoy traumatizando?
  • ¿Lo estoy malcriando o requeteamando?
  • ¿Le marco demasiado o demasiado poco?

Las respuestas a estas y otras preguntas similares no tienen que ver, precisamente, con la genética.

Ser madre por ovodonación Shen Dao Acupuntura Barcelona

La maternidad y paternidad es solo una época de la vida. Llegará el día en el que esas criaturas, que te han educado en el sacrificio absoluto, el amor infinito y la paciencia incondicional (y muy finita en mi caso), crecerán y se irán de casa como, en su día, hicimos nosotros. El vínculo y el amor permanecerán ahí, pero nuestra vida seguirá avanzando, con nuestro compañero a nuestro lado y un montón de experiencias en la mochila.

Además, hay vivencias emocionales e íntimas que, en mi modesta opinión, están muy por encima de la genética –y aquí incluyo todo el proceso del embarazo, la lactancia, el nacimiento, etc.–
Gracias a mis hijos he entendido que ser madre es compartir con una personita y entregarte a ella sin reserva alguna.
También es cierto que cada uno lo vive a su manera. Con todo el cariño del mundo y con el máximo respeto, expongo aquí mi experiencia personal.

Sea cual sea la decisión que toma una persona en torno a la ovodonación, espermodonación, embriodonación, adopción y una amplia lista de opciones, la cuestión final para mí es que, dentro de un tiempo, esa misma persona pueda mirar atrás y sentirse en paz, sin pensar “¿Tendría que haber intentado esto o aquello?”.

Todas las parejas a las que he acompañado en Instituto Shen Dao – Acupuntura Barcelona en esta situación me han ayudado mucho a crecer profesionalmente y a ofrecer más herramientas emocionales a los pacientes actuales. Solo puedo darles las gracias por la confianza puesta en Shen Dao y por permitirnos acompañarles en este proceso tan íntimo y transformador.

La decisión que se tome, si es escuchando al corazón, será siempre la acertada.

| | | |

Etiquetas: , , , ,

Instituto Shen Dao - Acupuntura Barcelona | Rambla de Catalunya 111, 1º 1ª - 08008 BCN | 932 920 106 | info@fertilidadnatural.com | © 2018
Aviso legal | Política de privacidad